Regletear o no regletear – Ciencia de la escalada

2
5289

releta-o-no-regletaSiempre que se habla de las posiciones con las que agarramos las presas se dice que el arqueo es la posición mas lesiva de todas, pero ya todos sabemos que para las regletas muy pequeñas no hay otra solución.

Esto nos plantea una disyuntiva, ya que el abuso de esta postura puede llevar a una lesión y la falta de uso de la misma nos hará más débiles en este aspecto y no fortalecerá las estructuras propensas a lesionarse.

Veamos un poco la anatomía de la mano, que es algo complejo desde el punto de vista

biomecánico (si es que hay algo más complejo que los movimientos de la mano desde el punto de vista anatómico)

Los flexores de los dedos, el flexor común superficial (FCS) y el profundo (FCP) son los encargados de la flexión de los dedos (a excepción del pulgar). Dada la anatomía de la mano y que su inserción proximal está en el antebrazo, los tendones de estos músculos deben mantenerse unidos a los huesos para poder cruzar todas las articulaciones correspondientes y lograr cumplir su función. Para  ello existen algunas correderas fibrosas que permiten que los tendones sigan su camino. En el dibujo siguiente extraído de Kapandji son las estructuras en azul. La primera de todas, en la zona de la muñeca, se denomina conducto carpiano, mientras que las siguientes y que ya están discriminadas para cada dedo se denominan poleas.

Ahora veamos más de cerca que pasa con los tendones cuando intentamos agarrarnos de una presa.

El arqueo es una posición en la cual las articulaciones de los dedos se encuentran en una posición determinada: la articulación distal (la última articulación del dedo), llamada DIP se encuentra extendida o hiperextendida (es decir, más allá de los 180º como lo muestra la figura) y la articulación proximal, denominada PIP se encuentra flexionada a 90º aproximadamente. A diferencia del agarre en extensión, donde la articulación DIP  se encuentra en flexión y la flexión de la articulación PIP es mucho menor.

Se han hecho varios estudios de la fricción de estos tendones sobre las poleas, principalmente utilizando manos cadavéricas, como el estudio de Moor y cols. (2009), donde radiografia-de-dedoencontraron que la mayor fricción se encuentra cuando la articulación PIP se encuentra flexionada cerca de los 90º.

 

En otro estudio realizado por Schoffl y cols. (2009), también con manos cadavéricas, analizaron la influencia de estas dos posiciones en las poleas. Para ello se midieron las fuerzas en los tendones y la fuerza ejercida en la punta de los dedos de ambos agarres. Los autores concluyen que la ruptura de la polea A4 se dio en el 50% de los dedos testeados en arqueo y en ninguno con los dedos en extensión. Las fuerzas que soportaron los tendones (hasta la ruptura) fueron de 371N (esto equivale a 37,1 kilos) y 348N (34,8 kilos) en la extensión y el arqueo respectivamente, mientras que esa misma tensión producía al nivel de la punta de los dedos 105N(10,5 kilos) y 161N (16,1 kilos) respectivamente, lo cual no fue una diferencia estadísticamente significativa, pero las fuerzas que actuaron sobre las poleas fueron más del doble en el arqueo (121N(12,1 kilos) para la polea A2 y 103N(10,3 kilos) para la A4 en la posición en extensión y 287N(28,7 kilos) y 226N (22,6kilos) para el arqueo). Estas fuerzas que se duplican hacen que la posición de arqueo sea la principal causa de lesión y/o ruptura de las poleas.

Lo cierto es que esta posición es muchas veces preferida, ya que posee una ventaja. Se puede ejercer mayor fuerza!!

dibujo-de-poleasEn un reciente estudio a cargo de Schweizer y cols (2011), estudiaron la fuerza que ejercen los tendones de los flexores en cinco diferentes tamaños de agarres, tanto en arqueo como en extensión. Para ello, valiéndose de manos cadavéricas,  tiraron de los dos tendones principales (de a uno y luego juntos) con 40N de fuerza y midieron la resultante de la misma fuerza a nivel del agarre.

En el arqueo sobre presas pequeñas el flexor común profundo de los dedos (es el tendón que va hasta la última falange) es el que más fuerza ejerce, mientras en presas grandes es el flexor superficial (el que va hasta la anteúltima falange). En el caso del agarre en extensión el flexor profundo fue el principal en todos los casos.

Los autores concluyen que la preferencia de los escaladores a arquear no solo es porque pueden utilizar la ayuda del pulgar para ejercer más fuerza, pero también al hecho de que en esta posición se puede generar una mayor fuerza de flexión y torque. Cuando se cargan ambos tendones (superficial y profundo), el arqueo siempre genera mayor momento de flexión con respecto a la posición en extensión independientemente  del tamaño del agarre.anatomia-dedo

Esto puede explicarse a partir de la fricción que se genera entre ambos tendones y las poleas. La misma ha sido analizada in vitro en animales y humanos.

Los murciélagos y algunos mamíferos trepadores poseen un mecanismo llamado bloqueo de tendón, en donde el tendón flexor interactúa  y se bloquea con la cobertura fibrosa del tendón, lo cual le permite colgarse y hasta dormir e hibernar en esa posición sin estar gastando energía. Este mecanismo es similar (pero lejano) en los humanos donde existe un mecanismo de compresión de tendón por lo cual el flexor profundo es comprimido circularmente por el flexor superficial y la polea A2, haciendo más fácil y económico mantener una posición en arqueo (Schweizer, 2007)

Esta explicación nos da la idea del porque uno prefiere el arqueo a otro tipo de agarre, ya que inconscientemente uno tiende a acomodarse a la postura que le es más cómoda. Pero con mucho cuidado ya que si las estructuras donde se genera la fricción no están preparadas para soportar tales fuerzas pueden romperse o lesionarse.

Para los que recién se inician en la escalada es conveniente no abusar del uso del arqueo, estimular la utilización de los dedos en extensión para resolver las situaciones de escalada, e ir involucrándose progresivamente en el uso del arqueo para de a poco ir estresando las estructuras de propensas a lesionarse (poleas) para que se fortalezcan.

Siempre hay que tener en cuenta que las ganancias de fuerza son más rápidas que las mejoras en la resistencia de los tendones y poleas, por lo tanto quien se acostumbre a arquear desde el primer momento y solo utilice esta posición tiene grandes posibilidad de lesionarse.

Para los escaladores ya formados, la idea no es evitar el arqueo, sino todo lo contrario, usar esa postura y entrenarla bajo criterios precisos de progresión de cargas y sobre todo seguros, ya que no solo estamos pensando en poder agarrarse de las micro regletas y ejercerle fuerza, sino que estamos pensando en fortalecer la polea para poder sostener ese tipo de esfuerzo.Por lo tanto paciencia, ser cautos y no apresurarse.

por

Prof. Juan Martín Miranda

Si te ha gustado este  artículo únete como fans a nuestra página de FB. Es la manera de que podamos seguir creciendo y que tú sigas informado.

ROCANBOLT en FACEBOOK

 

Kapandji, A.I.,(2007). Fisiología Articular – Miembro superior. Ed. Medica Panamericana

Moor, B. K., Nagy, L., Snedeker, J. G., & Schweizer, A. (2009). Friction between finger flexor tendons and the pulley system in the crimp grip position. Clinical biomechanics (Bristol, Avon), 24(1), 20-5. Elsevier Ltd. doi:10.1016/j.clinbiomech.2008.10.002

Schöffl, I., Oppelt, K., Jüngert, J., Schweizer, a, Neuhuber, W., & Schöffl, V. (2009). The influence of the crimp and slope grip position on the finger pulley system. Journal of biomechanics, 42(13), 2183-7. doi:10.1016/j.jbiomech.2009.04.049

Schweizer, a. (2001). Biomechanical properties of the crimp grip position in rock climbers. Journal of biomechanics, 34(2), 217-23.

Schweizer, A., & Hudek, R. (2011). Kinetics of crimp and slope grip in rock climbing. Journal of applied biomechanics, 27(2), 116-21.

Schweizer, A., Moor, B., & Bircher, H., (2008).Interaction of flexor tendons and pulleys in sport climbing . The Engineering of Sport 7 – Vol.1, 19-26

COMPARTIR

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA