Manejo nutricional para la búsqueda de la composición corporal ideal del escalador

0
4569
Las características físicas como peso corporal, masa grasa y masa muscular juegan un rol importante en la ejecución de ejercicio físico. Estas se encuentran determinadas tanto por aspectos hereditarios como por los efectos producidos por los programas de entrenamientos y la dieta. Una reducción del peso corporal, particularmente del compartimento graso (disminución del porcentaje de grasa), permitirá al escalador progresar en su relación peso/potencia con la consiguiente mejora en la ejecución de la actividad. Algunos escaladores presentan

una composición corporal adecuada para la disciplina que practican, sin embargo otros necesitan realizar modificaciones de su composición corporal  a través de cambios en su alimentación y entrenamiento.

La nutrición juega un rol sustancial en la búsqueda de una composición corporal adecuada para escalar, esto quiere decir, sentirse bien mientras se está en  la pared o piedra, sentirse ligero pero fuerte, pensando que el peso corporal nos permitirá resistir una escalada que tome mas tiempo ó que presente un gran desgaste físico. Junto con esto los patrones de alimentación diarios deben proporcionar la energía y nutrientes necesarios para optimizar el rendimiento durante las sesiones de entrenamiento y favorecer una temprana recuperación después de los mismos.
Para lograr una disminución del porcentaje de grasa en deportistas es necesario que la ingesta de energía o calorías diaria se encuentre levemente disminuida, de modo de utilizar la reserva de grasa corporal como fuente energética, favoreciendo la disminución del peso corporal y porcentaje de grasa. Un desbalance mayor (ingesta v/s gasto), no nos entregará la energía suficiente para el ejercicio,  hará que mi recuperación sea deficiente y  provocará que pierda musculatura buscando obtener energía, lo que claramente es muy negativo para la práctica de esta disciplina.
Dentro de esto, los hidratos de carbono juegan un rol fundamental. Este nutriente participa como principal combustible para entrenamientos y competencias, residiendo su importancia en la necesidad diaria de energía y en permitir la restauración de los depósitos de glucógeno muscular (reservas de energía de la musculatura). La alimentación para el escalador debe proporcionar una cantidad suficiente de alimentos con adecuado aporte nutricional, este se debe calcular de manera individual para cada deportista y fraccionado durante el día a través de la incorporación de cuatro comidas y una colación diariamente, permitiendo el logro del objetivo de disminución de porcentaje de grasa (este orden debe modificarse según los tiempos de entrenamiento). Se recomienda que en promedio el sujeto que realiza escalada debe consumir cada tiempo de comida 2 porciones de alimentos ricos en hidratos de carbono tales como panes, arroz, pastas, papas, cereales, entre otros, en conjunto con 3 a 4 porciones de frutas al día.
Los alimentos nos aportan la energía necesaria para la ejecución de ejercicio físico, entregando al cuerpo los nutrientes necesarios para mantener un adecuado rendimiento y una óptima recuperación. El conservar un peso y composición corporal adecuados, permitirá sin duda realizar en mejores condiciones la escalada. Se sugiere que el escalador que busque realizar modificaciones de su alimentación en busca de mejorar su composición corporal, se asesore con un profesional idóneo, que realice un cálculo específico de sus necesidades de energía y nutrientes de modo de asegurar un adecuado estado de salud, el logro del objetivo composición corporal y un óptimo rendimiento en la ejecución de su disciplina.
 
Escrito por Equipo Nutrición, Actividad Física y Deporte
Escuela de Nutrición y Dietética, Universidad Mayor
Dirigido por Carlos Jorquera A. 
Nutricionista Centro de Alto Rendimiento
Centro de Medicina Deportiva Clínica Las Condes

 

Si te ha gustado este  artículo únete como fans a nuestra página de FB. Es la manera de que podamos seguir creciendo y que tú sigas informado.

DEJA UNA RESPUESTA