Porque descansar arriba de una vía – 1° parte

0
2015

jurassic-videoLas vías largas (sobre los 20 mts) ocupan un tiempo mayor que el de una vía de menos de 15 mts. Cuando uno ve escalar una vía como “Acción directa” 9a de unos 12 mts el promedio no menos de 2 minutos de escalada (promedio 10 segundos el metro), pero si se toma el tiempo de “Biografhie” de mas de 40 mts, el tiempo sube a mas de 15 minutos e inclusive mas (22 segundos el metro)… que paso acá…. Pues los tiempos de descanso fueron mayores y hay razones deportivas y fisiológicas para explicarlo.

para ver capitulo 2 pinchar aquí.

Hay una innumerable cantidad de artículos sobre descansar, pero nunca he encontrado una razón fisiológica sobre porque y como debemos descansar en una vía larga. Las explicaciones son tan validas como la generación espontánea del siglo 19 antes del descubrimiento real de las bacterias. Por ende nos pusimos cabeza encima de libros de fisiología del deporte y una buena cantidad de artículos de escalada basados en evidencia.

Sería bueno que leyeran la saga de artículos de Fuerza de Brazos, que pueden encontrar en esta misma página y la cual cuenta con una buena cantidad de artículos donde se explica en profundidad lo referente a fuerza muscular. Trataremos de simplificar al máximo el entendimiento sobre porqué y como descansar en una vía, pero de entrada más vale que tengan la base dada en la saga mencionada, de lo contrario no entenderán nada y seguirán basándose en información como “es que yo creo que”.

Al escalar una vía hay una buena cantidad de fibras musculares que se contraen para ejercer la fuerza de prensión. En la medida que la toma es más difícil o pequeña, la fuerza que se deberá aplicar es mayor y por ende la cantidad de fibras que se contraen y estimulan será mayor. Como se menciona en los artículos de fuerza de brazo, no todas las fibras de un musculo son de igual calidad y se estimulan según las fuerzas requeridas. A pequeños esfuerzos las fibras lentas son las primeras en estimular y contraerse. Si la fuerza requerida no es maximal, muchas veces bastara con estimular estas fibras. Si la fuerza se torna mayor o es maximal, las fibras rápidas se contraen y en conjunto con las primeras fibras musculares mencionadas, ayudan a mantener la fuerza para poder colgarse de aquella presa que tanto nos cuesta. Los sistemas metabólicos son diferentes.

Las fibras lentas son de metabolismo aeróbico, es decir necesitan oxígeno y consumen glucosa. La activación de su metabolismo requiere un tiempo no menor de 20 a 30 minutos. Esto es fundamental del porque debemos calentar o escalar un par de vías de menor intensidad antes de encadenar nuestra vía a trabajar, pues debemos dar tiempo a este musculo a que active su metabolismo y estar en su máximo funcionamiento. Si bien sus contracciones no son de máxima fuerza, pueden generar una gran cantidad de contracciones submaximales en un largo periodo de tiempo. Las fibras rápidas son de metabolismo anaeróbico y desde este punto de vista no requieren ni oxigeno ni glucosa para su contracción. Lo que usan principalmente es fosfocreatinquinasa para generar energía (ATP) y generar una contracción. Dicho contracción tiene su máximo dentro de 8 segundos y al minuto está en su 90% agotado. Pero basta con un minuto de reposo para poder recuperar el 90% de dicha fosfocreatinquinasa. Esta recuperación no es infinita, y por cada contracción maximal, en cada min de reposo la recuperación va bajando su porcentaje de recuperación hasta llegar a una situación de ineficacia metabólica, donde lo que se ve es la llamada fatiga muscular. La eficiencia de la mejoría es dependiente de este proceso metabólico y  está dado por la concentración de la fosfocreatiquinasa y del entrenamiento.

En toda vía habrá pasos de distinta intensidad. Pasos fáciles seguidas de secuencias de mayor requerimiento de fuerza. Esto significa que habrá momentos en que contraeremos solo fibras lentas y las fibras rápidas estarán relajadas. Esto es necesario para comprender el porqué es necesario descansar en una vía.

COMPARTIR

DEJA UNA RESPUESTA