La Comunidad de la Cadena – 1 de 2

2
1984

f1060007La Comunidad de la Cadena.
¿Quién sabe que entrenar?, ¿Cuánto entrenar? y sobre todo ¿Por qué entrenar?, empiezo formulando estas preguntas casualmente y al aire, porque hoy día como todos los medios de comunicación, todos parecen ser expertos del entrenamiento, y más aún todos somos críticos (me incluyo) de todos los métodos de entrenamiento, pero ¿qué se necesita para poder hablar con base de qué es entrenar?, Wineck inicia su libro Entrenamiento Total diciendo:
En la metodología del entrenamiento de cuño tradicional, el interés primordial se centraba en el registro sistemático y la organización metodológica del entrenamiento de las principales formas de trabajo motor. Al describir los diferentes métodos y contenidos de entrenamiento apenas se estudiaban los aspectos de la fisiología del rendimiento y de la biología del deporte, pues este enfoque requería una sólida fundamentación de tipo médico. En el actual deporte de alta competición, como también en el deporte de niños, jóvenes y personas que lo practican por su salud, se necesita conocer formalmente, sobre la base de una aproximación interdisciplinaria, no sólo los diferentes métodos y contenidos de entrenamiento, sino también su diferente valor para su aplicación en cada momento”.
Aquí ya podemos ver que el entrenar de manera sistemática e inteligente, no es sólo disponer de una serie de ejercicios tras otro, bajo el lema de “No pain No gain”, Sin dolor no hay gloria, y toda esa verborrea mediática que es más seguro que causen una lesión que cualquier otro beneficio, excepto para tu fisioterapeuta. Pero por otro lado tampoco es física cuántica, y es que de hecho creo que lo más necesario es sentido común, el cual lamentablemente he visto que falta mucho, como es el caso del entrenador que mandaba a trotar entre 6 y 10 km., a todos (si a todos, de todas las edades y experiencia) sus atletas de escalada como calentamiento. Y es que en la escalada desde que la practico, he visto que cada entrenamiento es un secreto para el éxito súper exclusivo de aquellos que hacen _ grado (rellena el espacio con tu grado proyecto), y así es que me acuerdo que llegaba alguien que estaba de viaje y contaba que había visto al campeón de dificultad hacer travesías de 1 minuto y descansaba 1 minuto, y ahí íbamos todos a hacer eso, hoy en día sé que seguro trabajamos como a un 70%, que es un trabajo intervalico con relación 1:1 y que solo puede servir para una preparación física y que tendrá un poco de incidencia en los sistemas energéticos de la glucolisis rápida y oxidativa, pero en aquellos días, eran 2 horas, entre 3 y 4 días por semana, para el fin de semana atacar el 7a+ de moda; o el caso de un entrenador que tuve que hizo un curso con un entrenador de renombre internacional, pero no entendió nada, y nos dijo que los porcentajes de intensidad de entrenamiento en escalda no eran usados, el resultado: más de media selección lesionada, pero con abdominales de acero para lucir en la playa.
Es así que en este artículo espero revelar por lo menos las bases sobre las que se erige un plan de entrenamiento, y solo puedo hablar de bases, por que como ya dije en el anterior artículo, se debe respetar las características individuales de todas las personas.
Empecemos por citar al Dr. Yuri Verkjonshansky y Stiff, quienes dicen que “Todo entrenamiento los periodos preparatorios, de competitivo y de transición de diferente duración, junto con otras subfases como la preparación general, preparación especial, estabilización, intensificación y ampliación”; esto podemos traducirlo en el mundo de la escalada, como que nadie llega de vacaciones de Diciembre, con kilos extras, en Enero, a escalar a máximo grado sobre pequeñas regletas, siempre se llega a hacer travesías suaves, vías fáciles, trotar un poco o hacer ejercicios que nos hagan sentirnos en forma, esto es la Preparación General, luego vamos intensificando y jugamos con las multipresas y/o cualquier otro artilugio mágico satánico bendecido por el escalador más duro del gimnasio, esto sería la Preparación Especial, y luego si compites una modalidad especifica (velocidad, bloque o dificultad), te enfocas en ella, o si tienes un proyecto en la roca empiezas a probarlo y buscas reproducir los movimientos en el muro, esto sería parte del Periodo competitivo. De esto podemos deducir que lo más importante es definir el objetivo a cumplir, para poder hacer un plan, y establecer un tiempo que va a variar de acuerdo a como se vaya sintiendo el escalador, por ejemplo hay eneros que con solo 3 semanas de preparación me siento en forma, como ha habido ocasiones que pasa un mes entero y siento que aún no estoy apto para atacar un grado más duro.

CONTINUARA…

 

autor:

Vicente Di Simone

COMPARTIR

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA