La ciencia de la escalada – Regleta

0
6848

marvin-regleta-2Es moneda común ver que hay ciertos escaladores que tienen facilidad (y gusto) a la hora de agarrarse de las regletas y más aun de las microrregletas. También se sabe que para agarrarse de este tipo de presas se utiliza lo que se denomina el agarre tipo arqueo o arqueo extremo.

Este arqueo consiste en concentrar todo el peso o la fuerza para levantarse en la yema de los dedos, los cuales están generalmente uno al lado del otro tocándose, y con la articulación distal en hiperextensión y la proximal en flexión de 90 grados aproximadamente (Schweizer, 2001). El arqueo extremo consiste en sumarle la presión del pulgar sobre el dedo índice, incrementando la hiperextensión de la articulación distal.

Esta posición es una de las mas propensas a la lesión de las poleas de los dedos (A2 – A4), ya que se generan excesivas fuerzas en la articulación interfalángica proximal (PIP) y el sistema de poleas que estabilizan al tendón durante la flexión del dedo. (Klauser y cols, 2002).
Para ello muchos escaladores utilizan un vendaje de cinta alrededor de la polea, con la idea de reforzar la misma y evitar ese tipo de lesiones, pero este es todo un tema para tratar en otro post, ya que hay unos cuantos estudios que se han encargado de analizar los beneficios (existentes o no) del mismo.

En un reciente estudio publicado por Bourne y colaboradores (2011), se investigó el efecto del tamaño de las regletas en relación a la estructura de la punta de los dedos en la posición de arqueo.

Los investigadores realizaron tests de la máxima fuerza que se podía realizar en regletas de diferentes tamaños (2.8, 4.3, 5.8, 7.3 y 12.5mm), y a su vez mediante ultrasonido captaron las imágenes de las yemas de los dedos.

Testearon a 15 escaladores, en la máxima fuerza que podían realizar con cada mano sobre los diferentes tamaños de regletas, obteniendo el valor de referencia (fuerza máxima) en la regleta más grande, que era donde los escaladores se sentían más cómodos para aplicar la mayor cantidad de fuerza.
Interesantemente a medida que la regleta se iba achicando, la correlación con la fuerza máxima (testeada en la regleta mas grande) se iba reduciendo, es decir que con las regletas mas pequeñas (2.8 y 4.3mm), los individuos con mayor fuerza no eran los que podían ejercer la mayor cantidad de fuerza, sino que correlacionaba con el tamaño del pulpejo de los dedos (medida desde la piel hasta el hueso).

Según los autores, una posible explicación de esto es que un mayor volumen de tejido permite mayor deformación de la punta del dedo, y así aumentar la superficie de contacto, resultando en un aumento en el momento de palanca de las fuerzas aplicadas por los dedos.

Es así que aquellos que tengan dedos más grandes y carnosos deberían tener mejores posibilidades para aplicar mayor fuerza en las microregletas.

Pero a no desesperarse que este estudio solo se centro en el arqueo, con los dos pies apoyados en el piso y en la mejor posición para ejercer la fuerza. Cuando las variaciones de la roca se aplican, todo cambia!

Bibliografía:
Bourne, R., et al.(2011). Measuring lifting forces in Rock Climbing: Effect of hold size and fingertip structure. Journal of Applied Biomechanics, 27, 40-48.

Klauser, A. et al. (2002). Finger Pulley Injuries in Extreme Rock Climbers: Depiction with Dynamic US. Radiology, 222. 755-761

Schweizer, A. (2001). Biomechanical properties of the crimp grip position in rock climbers. Journal of Biomechanics, 34. 217-223ª
Quien es Juan Martín Miranda
Juan Martín (Marvin), escalador argentino, profesor y entrenador de profesión, ha dedicado años tanto en su país como el extranjero a desentrañar la ciencia oculta pero investigable de la escalada deportiva y su entrenamiento. Sin vacilar ha querido colaborar en este y otros artículos que espero que sirvan a quienes deseen informarse un poco más.

Si te ha gustado este artículo únete como fans a nuestra página de FB. Es la manera de que podamos seguir creciendo y que tú sigas informado.
ROCANBOLT en FACEBOOK

DEJA UNA RESPUESTA