Los 10 Mandamientos para comenzar a entrenar en escalada

3
6448

_DSC1851

Crees que estás listo para comenzar a entrenar en escalada. Pues antes de embarcarte, debes tener en cuenta estos 10 mandamientos.

 

1-  Querer hacerlo… “querer es poder”. Este es el primero de los mandamientos y debes estar 100% convencido que quieres entrenar. Aunque suene lógico, muchos escaladores entrenan sin ganas, lo hacen porque su círculo de amigos está entrenando o simplemente porque está de moda. Debes realmente quererlo, desde tu alma misma. Si tienes alguna duda, seguro fracasaras.

2- Tener un tiempo escalando y seguro que es el deporte que quieres desarrollar en este  momento de tu vida. Si eres de hacer muchos deportes y la escalada es uno más, te desaconsejo que entrenes escalada. Entrenar significa ciclos rígidos y que te obligaran a dejar de hacer otras cosas. En su defecto tu rendimiento será malo tanto en escalada como en los otros deportes que prácticas. El que mucho abarca poco aprieta.

3- Tener una base mínima de escalada y técnica. No hay que confundir aprender escalada con entrenar escalada. Aprender es un proceso de ir ganando destrezas y técnicas corporales que no tenías, es conocer que es escalar. Entrenar toma (no siempre) ese conocimiento acabado y lo lleva a su máxima expresión. Para aprender (en mi opinión) debes ser poco rígido, olvídate de ciclos y sesiones interminables. Trata de pasarlo bien y tener gente que te enseñe como mover tu cuerpo y disfrutar la escalada. Cuando ya estés seguro de tu repertorio gestual y que este periodo no te trae mayores beneficios, ahí decídete a entrenar.

4- Tener el tiempo para entrenar. Si eres estudiante/trabajador y tu tiempo es muy limitado, deberás pensar muy bien si puedes entrenar. Súmale tener familia y dedicarle tiempo, o los periodos de examen en la escuela/universidad. Para entrenar necesitas tiempo. Debes ser sincero y ver si tendrás los días libres para entrenar (días fijos cada semana) pues si tu tiempo varia y es nulo la mayoría de las semanas, olvídate de poder llevar ciclos como corresponde

5- Tener el lugar para hacerlo y el equipamiento adecuado. Si el lugar donde vives no hay muro de escalada o te queda muy lejos, seguro no podrás entrenar. Muchos escaladores por razones fuera de su voluntad se encuentran con cero posibilidades de entrenar por falta de recursos. Un muro mal equipado también es un impedimento para entrenar “de verdad”. Si quieres hacer algunos ejercicios en barra para mantener no hay problema, pero entrenar debe ir focalizado a mejorar. Si solo puedes escalar los fines de semana (también punto 4) pues olvídate de que podrás entrenar.

 

6- No tener lesiones agudas, mal cuidadas o en recuperación. Este punto es muy importante, pues muchos escaladores pretenden comenzar a entrenar por una lesión. El tiempo que paran por una lesión motiva a muchos a querer hacer mejor las cosas, pero esta motivación exacerbada puede hacer que te anticipes en comenzar un ciclo de entrenamiento. Tu cuerpo debe estar en su mejor punto para entrenar, y si hay que tomar el tiempo necesario de recuperación, pues hazlo!!! No es lo mismo alguien que ya llevaba varios ciclos de entrenamiento y se lesiona en el proceso mismo. Un buen entrenador sabe cómo cambiar y comenzar nuevamente para seguir/mantener entre lesiones.

7- Estar dispuesto a realizar una gran cantidad de ejercicios y secuencias monótonas y aburridas, muchas de las cuales no tendrán sentido en un principio. Hay tiempos de un entrenamiento que pueden ser sumamente aburridos y debes se consiente de ello.

8- Tener Paciencia!!!! En un entrenamiento los resultados son a mediano y largo plazo. No pretendas transformarte en un escalador 2 o 3 plus más fuerte en un mes si llevas en el mismo grado 2 años… no seas ingenuo. Un buen entrenamiento hace maravillas, pero no milagros. Para eso debes tener paciencia, hacer bien las cosas y esperar los resultados cuando lleguen.

 

9- No creer que un entrenamiento es una varita mágica que te hará mejorar de manera incuestionable. Hay muchos escaladores que comienzan entrenando con falencias técnicas y gestuales tremendas. El solo hecho de cambiar estos errores puede tomar meses (y muchos). Además, pensar que con un entrenamiento llegaras a lograr cosas que puede ser que nunca logres, es un pensamiento ingenuo. Debes ser realista y darte cuenta que probablemente no eres Adam Ondra, el cual sin entrenar llego a hacer 9b. si llevas años escalando y no has logrado 7a, al comenzar a entrenar tu meta debería ser llegar a ser un 7a y no un 8a.  Un buen entrenamiento sacara lo mejor de ti, pero eso no significa escalar como escaladores tocados por Dios.

9- Dar importancia a los detalles y aprender a seguir un orden. Si te diste cuenta que se repitió el 9, probablemente estés un paso más cerca para entrenar siguiendo ciclos. Entrenar no es repetir ejercicios una y otra vez, todo tiene un sentido y un tiempo y repetir ciertas secuencias una y otra vez te estanca y te puede incluso hacer retroceder.

 

10- Tener un buen entrenador. Auto entrenarse es mal amigo. Auto entrenarse nunca te muestra tus verdaderas falencias ni te saca de tu zona de confort (imprescindible para mejorar). Auto entrenarse es mentalmente muy cansador y rápidamente te desmotiva, terminas haciendo lo que te da la gana y los ciclos tan ordenaditos en un papel/exel nunca se cumplen. Por otro lado, conseguir un buen entrenador no es nada fácil, más si quieres un entrenamiento personalizado. En muchos gimnasios te ofrecen clases de escalada y eso son, clases de escalada, no son entrenamientos de escalada. A todos los meten en el mismo paquete, y no hay ciclos individualizados. Por ende, olvídate que estas entrenando, solo estas escalando mientras un profesor te supervisa. Un entrenador bueno te ve como un ser individual, y sabe que necesitas a mediano y largo plazo. Un buen entrenador no te da consejos, te obliga a seguir un ciclo el cual debes llevar a cabalidad y es capaz de ir variando ese ciclo y los ejercicios en función de tu capacidad y logros en el tiempo. Un buen entrenador es tu entrenador y no necesariamente tu amigo. Conseguir un buen entrenador es probablemente lo más difícil de todos estos mandamientos, pero en mi experiencia es la diferencia entre progresar de verdad o hacer ejercicios al voleo.

 

Seguro debe haber más cosas para pensar antes de entrenar, pero estos 10 “consejos” te pueden orientar un poco más en tomar una decisión de hacer las cosas de manera más sistemática y continua. Si te han desalentado a entrenar, tal vez te he abierto aún más los ojos y lo que necesitas es seguir escalando y no entrenar, que así también se mejora.

 

by Gonzo

COMPARTIR

3 Comentarios

  1. Agradable articulo pero quiero enfatizar otro aspecto: Se meciona entrenamiento y psicología utilitaria pero no se prioriza el estar en la naturaleza, que es donde están las paredes, el agua, el bosque nativo, etc.
    Como escalador de por vida yo no escalaria indoors. Si se tratara de gimnasio y entrenamiento aburrido no escalaria. Escalo porque me lleva a la inteligencia, belleza, salud física y mental y lo lúdico de estar en un ambiente natural. Escalo precisamente porque no es una actividad repetitiva, en silencio… y no hay competencia con nadie, ni siquiera conmigo mismo.
    He observado en la nueva generación lo eficiente que es el entrenamiento de gimnasio para desarrollar capacidad de escalar rutas más difíciles. El problema está en que medida el constantemente planificarse para conquistar un reto solo extiende la locura urbana para llevarla a los ambientes naturales. De ahi la cantidad de jovenes con lesiones en las articulaciones por ver la escalada como “el tirarse a lo mas dificil y masoquista al tiro”, en vez de disfrutar la escalada e ir aprendiendo de la roca misma… con el tiempo.
    Hay mucho que aprender y descubrir en el estado natural si no vamos a cumplir una tarea; empezando por liberarte de la chatarra que puebla la mente ¿Donde quedo la re-creacion? Tal vez el tiempo que ocupas encerrado haciendo cosas aburridas estaría mejor empleado – escalando – o haciendo algo lúdico, más inteligente y de cuerpo entero como Yoga o bailar.
    ¿Realmente necesitas hacer un 5.14 para sentirte “realizado(a)”?

  2. Adolfo, no tiene nada que ver con un 5.14. Un “simple” 5.12 sin entrenar en un rocódromo… no lo hace todo el mundo.

    ¿Realmente necesitas infravalorar la forma en la que otros disfrutan la escalada para sentirte “realizado(a)”?

    El que quiera apretar como un animal y hacer sólo deportiva o bloque que lo haga. A mí me gusta más la escalada tradicional, el alpinismo, el hielo, pero no pretendo que todo el mundo vea la montaña como la veo yo porque no creo estar en posesión de la verdad absoluta. Desconozco qué modalidades de escalada prácticas, pero lo que he aprendido es que en muchos casos la gente que desprecia el entrenamiento y los rocódromos tienen opciones bastante limitadas a la hora de elegir las vías porque hay grados que simplemente ni se plantean, pasos simples de bloque que puede hacer cualquiera que lleve un año entrenando les parecen totalmente imposibles pese a haberse pasado toda la vida escalando, etc.

DEJA UNA RESPUESTA