Miedo al Top o ir de segundo – Escalar sin preocupaciones

2
3453
Ves en los videos a tu héroe en el crux de la vía, con dos seguros saltados y gritando de rabia pues el bendito paso ha salido más difícil de lo que parece, siendo la caída más impresionante que la vía en si. Su rostro antes, durante y después del vuelo no muestra un ápice de miedo. Después te preguntaras “y como es que a medio metro del seguro me comienza un terror incontrolado que crece exponencialmente con cada centímetro que subo”.
Hay una considerable cantidad de artículos que intentan explicar el miedo al vuelo y como vencerlo.

Leyéndolos uno descubre que  el miedo al vuelo es una lucha que debemos afrontar y superar. Escalar vías bajo nuestro nivel y practicar vuelos controlados harán que nuestra confianza mejore y poco a poco se podrá ir de primero en vías de mayor dificultad donde la caída será parte ineludible mientras escalamos.

Pero… ¿Es el miedo al vuelo una emoción infundada? 
Seguro que  NO.
 Un vuelo puede traer como consecuencias:
          Perder la vida, que seria en el peor de los casos y con el peor de los aseguradores.
          Esguince y/o fractura de tobillo, bastante frecuente, y que te deja imposibilitado de realizar ejercicios al aire libre de 1 a 6 meses, dependiendo de la gravedad.
          Esguince de columna lumbar,  más frecuente con malos aseguradores.
          Golpes de mayor o menor gravedad en el cuerpo.
           Quemaduras por cuerda,  frecuentes y de menor gravedad, pero dolorosas.
Por ende y bajo el significado de la palabra miedo, este último si es justificable al momento de puntear ante percepciones reales y no supuestas.
La escalada como deporte no tiene una definición muy clara sobre como “debe” escalarse.  El TOP es una modalidad tan frecuente como escalar de primero,  y esto es cosa de verlo en roca o muro. Por ende el TOP es una escalada usada y válida al momento de subir una vía. El problema es si esta validez es sinónima de encadenar es decir “hacer una vía sin caerse”.
Los videos, los consejos de amigos y profesores van en su gran mayoría a dar como solo valido “encadenar” una vía, solo si se va de primero, cosa muy tangible en el medio.
Todo escalador tendrá miedo al vuelo, ya sea imperceptible como invalidante. Pero es un miedo real como explicamos anteriormente.
Cada vez hay más personas que buscan en la escalada un medio recreativo a su vida citadina. El miedo en este caso puede ser un mal amigo. El control de las emociones mientras se escala de primero puede ser un irritante poderoso si buscamos la diversión y distracción en la escalada. La motivación inicial del deporte desaparece transformándose en otra presión más de la vida.
El miedo al TOP es la presión que muchos han sentido ante un medio que desprecia esta modalidad y que tácitamente hace el mismo con quienes la usan. El orgullo de quienes se dan cuenta de esto puede ser tan poderoso como el temor de no lograr vencer el miedo a volar. Pero en su búsqueda de lograr vencer este miedo ya sea personal  o no, se encuentran escalando de primero con sentimientos de desagrado y decididamente sin botar las tensiones diarias de la vida. Inclusive la escalada se puede transformar en la peor de ellas.
Es obvio que ir de primero es más difícil que ir en TOP, pues el hecho de tomar y pasar la cuerda es un gesto técnico que físicamente es sumatorio en la escalada de la vía. El miedo puede ser un segundo factor, pero tomemos algunos ejemplos al respecto.
1-Hay escaladores que por personalidad no sienten miedo al vuelo o este es mínimo y por otro lado hay quienes lo tiene en demasía  por ende, quien si siente miedo (factor agregado), y lo controla mientras escala  ¿es superior al escalador sin miedo?
2- El escalador que hace un free solo, es decir no lleva ni seguros ni cuerda, ¿encadena la vía al llegar a su cima?
3- En una cordada de varios largos, el que va de segundo ¿esta escalando o es solo un mero asegurador que va de reunión en reunión?
4- Los escaladores que se saltan seguros, en ocasiones varios seguros, ¿Es válido su encadenamiento?
Estos ejemplos son los vacíos que el deporte tiene.
La única definición real a seguir es en la competencia, donde las reglas son parte del juego y que equipara a todos por igual. En competencia se escala de primero y esta prohibido saltarse algún seguro. Si deseas competir, deberás escalar de primero. Será una “obligación” vencer el miedo a volar, pero recordemos que prepararse para competir es una de  las mayores presiones que tiene un escalador, por ende se va en una misma línea de esfuerzo.
Lo mejor para vencer el miedo sea cual sea es definir primero que es lo que quieres escalando. Si tu opción es pasar un buen momento entonces pregúntate una y otra vez si el miedo a volar es un impedimento para este.
El TOP logra disminuir a casi cero todos los peligros inherentes del vuelo, y logra que subas en un medio perfectamente controlado para tus emociones. Focalizas toda tu concentración  en tu gesto técnico y  traslado sobre el muro.
Si crees que el desafió disminuye por el hecho de escalar en TOP, pregúntate si ha sido un desafió subir de grado, con todo lo que significa en preaparición física y ganancia técnica, acaso este es despreciable por el solo hecho de escalar en TOP. La escalada es un deporte difícil en toda su gama. Hay quienes comenzando no logran subir su grado, y buscan en escaladas de gran dificultad mental pero de grado fácil, su táctica de superación. Es esta última situación ¿despreciable también?
Pues ningún camino a seguir es malo si sientes que hay alguna arista en la escalada que puedes superar, incluso superar la vida cotidiana con un deporte distinto.
 
 
El miedo al TOP si es infundado(a diferencia de ir de primero), pues solo tu definición del deporte (de primero o en TOP) es  lo que hará que este sea disfrutado, y que cada uno de tus logros personales sea eso, un logro personal, ya sea mejorando tu grado, mejorando tu miedo y/o mejorando tu vida… piénsalo.

Recuerda ayudarnos en nuestra pagina de Facebook haciéndote fans con un me gusta.

2 Comentarios

  1. Hola a tod@s

    De manera personal comento que soy uno de esos escaladores que siempre ha tenido miedo, llevo 10 años escalando y me encuentro bien metido en el 8vo grado. Durante los años, el miedo al escalar punteando no se ha ido, sin embargo he logrado controlarlo con un arduo trabajo mental, paulatino pero constante y puedo decir que hoy en día controlo una gran parte de ese miedo, canalizandolo y no dejando que este me imposibilite en los momentos de tensión. Recomiendo a todos y por sobre todo a los que recién se inician en este deporte o los que no han logrado sobreponerse al miedo, hacer un trabajo conciente para ir superandolo, la ganancia interior es gigantesca y de gran valor espiritual, además de una herramienta práctica para aprender a afrontar otros apectos de la vida,

    Saludos

  2. El miedo es inherente a la escalada. Lo mismo pasa con otros deportes. De seguro un biker va a sentir algo de miedo en un descenso fuerte, un un surfer en una ola grande, o un karateka contra un rival aparentemente mas fuerte. Creo que la única solución es lo que yo llamo desensibilización progresiva. Escalar lo más posible hará que las caídas se hagan cotidianas, y por ende se pierda el miedo. A todo el mundo le da miedo manejar un auto por primera vez. Después se hace de forma casi automática. Esto es porque manejamos todos los días…. Lo mismo con la escalada u otro deporte de acción. Siempre es el primer vuelo de la jornada el que nos aterra, y evitamos con toda nuestra fuerza. Pero una vez que caemos, respiramos, vemos que no pasó nada y que la verdad es que no era para tanto, y estamos listos para volar otra vez… Desensibilización progresiva.

DEJA UNA RESPUESTA