Como entrenar fuerza de dedos con una lesión de poleas

0
1981

clipboard01-5La lesión de poleas es una de las más frecuentes en el ámbito de la escalada y significa de semanas a meses parado sin poder escalar. La desesperación se apodera de tu ser y das por hecho que perderás todo lo ganado y que de volver será como comenzar en cero.
Pues no os urjáis ni desesperéis, a diferencia de la tendinitis, puedes seguir colgando de tus manos y dedos sin hacer uso de las poleas.
Las poleas son el ligamento que mantiene el tendón que va hacia la punta del dedo en su posición, en especial cuando se toma en arqueo. Su lesión es frecuente cuando se sobre usa o abuza de la posición de arqueo completo o semiarqueo al escalar.

La polea con la mano en arqueo da un porcentaje más de ayuda en la fricción del tendón y mantención de los dedos en el agarre que sea. Es por esto que el arqueo se usa para generar más fuerza sobre los dedos.
Desde este punto de vista la toma abierta produce menor fuerza de agarre, pues no se usa la polea como medio de fricción sobre el tendón, es decir el efecto de cuerda de arco es menos o casi nula en tomas abiertas, romas, o toma en punta de dedos con estos en extensión. La polea en toma abierta tiene un trabajo pasivo o nulo en mantener el tendón sobre su corredera.

Lo que viene a continuación debe ser bien tomado, pues puede ser tu salvación mientras recuperas tu polea o tu total perdición.

Si la polea está rota olvídate de seguir con esta lectura.

Si la polea solo tiene una inflamación puedes seguir entrenado dedos en tabla (no escalando) y así no perder fuerza de manos.
Debes elegir un agarre que puedas coger con manos extendida, que podría ser un romo, o uno de tres dedos de una falange y redondeado. Me refiero a tres dedos pues cuando tomas con mano abierta un agarre de 20-25 mm el dedo pequeño suele quedar afuera. Es algo así como tomar un tridedo mediano, en que no haya posibilidad de arquear.

Una buena proporción de los escaladores con lesión de polea, al colgarse de tomas abiertas no siente dolor en la polea afectada, y este es el mejor indicador de que puedes seguir mejorando/manteniendo fuerza muscular y tendinosa en tus manos.
Debes evitar que la polea afectada además tenga contacto directo con la toma elegida, como podría ser un romo de dos falanges o lesión de poleas distales. Una buena medida es encintarte el dedo comprometido, solo buscando la protección de la polea, no para mantenerla en su lugar.
Si al colgar con toma extendida la polea molesta (por colgarse o el roce) pues serás del clipboard01-5porcentaje que tampoco puede hacer entrenamiento de tabla con mano abierta y esto es mal pronóstico y meses de espera (hazte la idea).
El entrenamiento en tabla será el mismo que cualquier entrenamiento en tabla, con periodos de 48 hrs de reposo, y modalidades según lo que necesites o no quieras perder. Lo ideal en todo caso es trabajar fuerza resistencia en tabla más que fuerza máxima.

También es ideal que comenzado la recuperación, hagas trabajo de semiarqueo, pero muy bien controlado y con bajas cargas al principio, para estimular a la polea a fortalecerse para un trabajo de escalada.
Escalar en muro tratando de solo usar toma abierta es mala idea, pues el semiarqueo y arqueo completo siempre se usan y es casi imposible evitarlos si no es bien controlado como en una tabla de entrenamiento.

Puedes evitar perder fuerza con este método y frente a tu lesión de poleas, pero también puedes adquirir fuerza y destreza en tomar las presas abiertas con lo que además en el futuro dejaras de abusar con el arqueo completo y regletear todo, y tendrás menos propensión a lesionarte las poleas.

Usa este “consejo” con criterio y recuerda que el dolor es tu amigo, si lo tienes, para.

DEJA UNA RESPUESTA